FILTRACIÓN.

SE INTENSIFICA LA BÚSQUEDA DE TECNOLOGÍA PARA AGUA POTABLE.

Más del 70 % de la superficie de la Tierra está cubierta por agua, pero solamente el 1 % de esa agua es potable. Al mismo tiempo, la población mundial continúa expandiéndose, con más de 7,000 millones de personas, y sigue en aumento. El cambio climático está amenazando las fuentes de agua dulce para muchas de estas poblaciones, con catástrofes ambientales que van desde inundaciones torrenciales hasta sequías prolongadas.

Estas preocupantes tendencias globales enfatizan la razón por la que el desarrollo de tecnologías de agua potable se está intensificando, y por la que seleccionamos la filtración de agua como un tema de investigación y una prioridad de desarrollo. Nos enfocamos en mejorar la eficiencia de la ósmosis inversa, un método líder en la purificación del agua, que incluye la desalinización (remoción de la sal del agua de mar). Nuestra oferta de filtración de membrana por ósmosis, con la marca GlenFlow®, es el componente transportador permeable que contribuye a la eficiencia del filtro y a la reducción del consumo de energía.

Los productos GlenFlow están certificados por la Fundación Nacional de la Saneamiento (National Sanitation Foundation, NSF) y cumplen con las regulaciones aplicables de la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. Estamos trabajando junto con los fabricantes líderes de filtros de ósmosis inversa para la integración de nuestros componentes en sus productos, no solo para el agua sino también para muchas otras industrias, incluidas las de gas natural, alimentos, comunicación gráfica y farmacéutica.

¿Necesita más información?