El Big data está afectando cada aspecto de la vida diaria, incluida nuestra capacidad para predecir el clima, señaló la doctora Shannon Morsello, directora administrativa en Syngenta, una empresa de ciencias agrícolas.