Sí, expresa Steve Gaddis de la NASA. Ya sea que lo logre la NASA o una compañía del sector comercial, la tecnología actual puede aterrizar la primera nave espacial robótica en el planeta rojo tan pronto como el 2018.