Una de las formas más fáciles y baratas para cambiar el comportamiento de las personas en un espacio es cambiar la postura, dicen Scott Witthoft y Scott Doorley de la d.School de la Universidad de Stanford, quienes ofrecen algunos consejos fáciles para empezar.