Desde sus inicios, la tecnología social siempre ha intentado captar y recrear la interacción humana, expresa Taron Lizagub de Knoxlabs, Inc. Desde las salas de chat a Facebook y Snapchat, hemos intentado emular esta conexión de diversas maneras. La realidad virtual es el siguiente paso en este camino, intercambiando más emoción y empatía entre el medio y el usuario.